INMUSICA

Inicio

Quiénes somos

Discos

Libros

Artículos

Vídeos

 



   
 

PACO DE LUCÍA Buen viaje... Maestro

Empieza el llanto

De la guitarra.

Se rompen las copas de madrugada.

Empieza el llanto de la guitarra.

Es inútil callarla Es Imposible callarla.

 

Federico García Lorca

“A él le gustaban mis cosas y a mí las suyas ¿No me iba a interesar, si era un pedazo de monstruo? Camarón de la Isla Francisco Sánchez Gómez despegó en el año 1.975. “Entre dos aguas” fue el hit que había incluido a regañadientes en su disco “Fuente y Caudal” y con el que encabezó las listas de éxitos de la música comercial en esos años. Años del “postrero jipío del Generalísimo” como cuenta José Manuel Gamboa en “Una historia del Flamenco”.

Y llegó Paco. Con esas patillas de hacha. Sosteniendo la bajañí a su forma, con las piernas cruzadas. Y el flamenco se rindió a su rotundidad. Se rindió al mestizaje del gaditano Antonio y Lucía la portuguesa. Llevó el universo armónico de la sonanta hasta el infinito. La liberó del cante y del baile. Y así la guitarra empezó a caminar, como corre la lluvia del cristal, como corre el río hacia la mar…

Su amor profundo por la verdad flamenca hizo de su música una experiencia viva. De ahí al Jazz. Su sextet trajo el esquema de grupo flamenco que se ha mantenido como base hasta la actualidad. Comenzó su carrera a los doce años junto a su hermano Pepe con quien formó un dúo que llevó por nombre “Los chiquitos de Algeciras”. Y bebió del jazz y de la música brasileña que le alimentaron e imbuyeron de una rítmica aún más poderosa. La música de Paco de Lucía ha sido durante todo este tiempo el espejo donde mirarse. ¡Que tanta gloria tengas como nos has dejado¡.