INMUSICA

Inicio

Quiénes somos

Discos

Libros

Artículos

Vídeos

 



   
 

 
 

 

JORGE PARDO. “HUELLAS”

con Josemi y Dave Samuels
Teatro Fernán Gómez
Jueves, 22 de Noviembre

Hay músicos que son maestros en lo suyo pero se entorpecen ante otras músicas, otros logran mezclar lenguajes con cierta facilidad, pero solo unos pocos son auténticos alquimistas, aquellos que conocen la naturaleza y propiedades de los metales que desean fundir y saben obtener a través de esa alquimia arte puro. Faustino Nuñez.

Jorge Pardo hijo de Rafael y Vitorina Madrid, 1 de Diciembre 1956. Como cualquier españolito de “a pie”, en esa epoca y de jovencito, empieza a tocar la guitarra, aunque enseguida se ve atraido por el mundo de los instrumentos de viento. Sus referencias musicales son de infinidad de artistas y diversos estilos, profesionalmente empieza a tocar en los “garitos” de la ciudad. Diego Carrasco, Jean uc Vallet, Manuel Soler, Peorge Pardo, hijo de Rafael y Vitorina. Maer Wiborys, David Thomas, Ricardo Miralles, Pedro Iturralde, Vlady Bas entre otros son referencias y maestros de su entorno. “ as recas”, de la mano de Jhonny alvao es su primera grabacion profesional. En “Dolores” se agrupa en torno a Pedro Ruy Blas con varios musicos de la escena madrileña, se graban 3 LPs y en uno de ellos aparece Paco de Lucia, con el que colabora a traves del tiempo en multiples grabaciones y giras de ambito mundial.

Tambien en la misma epoca conoce a Camaron, y graba en “ a eyenda del Tiempo” y otras producciones, ademas en los estudios de flamenco de “Amor de Dios” colabora con toda la nueva generacion de artistas “ Los jovenes flamencos”que se cuece en la ciudad en esa epoca. a flauta y el saxo quedan vinculados al mundo del flamenco desde entonces. “ as cigarras son quiza sordas”, “Veloz hacia su sino”, “Diez de Paco”, son algunos de los títulos de su discografía que grabados en los ’90 producidos por su hermano Jesus para uevos Medios, también “M RA” premiado por la academia de la música como mejor Album de Jazz junto a A. Soteldo “Musiquita”. El proyecto “Vida en Catedrales” con varias referencias con Tomas San Miguel, “Zebra Coast” con il oldstein, “L ive in Montreaux” con ana Caymi y Wagner Tizo, “Ur” con Michaell Bismut, “Jazzpaña” con arreglos de Ariff Mardin y Vince Mendoza. Ya en el nuevo siglo, las grabaciones con “D’3”, su colección de “Vientos Flamencos”, el trio con Carles Benavent y Tino di eraldo premiado por su “Sin precedentes”, “Desvarios” con “el Bola” para el sello RTVE, “Touchstone” con Chick Corea, el “homenaje a Miles Davis” en Y, su reciente proyecto sinfónico con arreglos de Toni Cuenca estrenado por la Orquesta sinfónica de Mallorca y el lanzamiento de “Huellas” su registro...espectáculos estos con los que ha recorrido innumerables festivales, teatros y salas de los cinco continentes.

Huellas es la aventura más completa y desmesurada de este singular artista que desde décadas ofrece su arte a los incondicionales del jazz y el flamenco; con Jorge Pardo el saxo y la flauta quedan vinculados a este género, maestría que el músico madrileño ha mostrado durante su dilatada carrera al lado de los grandes del flamenco como Camarón o Paco de Lucía y del Jazz como Chick Corea o Gil Goldstein, entre otros muchos. La habilidad para catalizar estilos musicales ha llevado a Pardo a los escenarios más diversos del mundo con innumerables colaboradores, una larga trayectoria que iniciaba de muy joven junto a figuras como Diego Carrasco, Jean Luc Vallet, Peer Wyboris o la banda Dolores y que en los últimos años viene depurando entorno a formaciones como D’3, “Vientos Flamencos” o su “Trío” junto a Carles y Tino. Ahora esta nueva, fresca y completa formación;

HUELLAS; de nombre homónimo al disco recientemente editado, se presenta en los escenarios durante todo este 2012, y está fundamentada en una sección de vientos (flauta, saxo, trompeta) junto a guitarra, marimba, contrabajo, batería y percusiones (Cajón). Su estreno, tubo lugar en Marzo, en la pasada 31 edición del veterano Festival de Jazz de Tarrasa con un sexteto de autentico lujo cosechando un sonado éxito de critica y público que ahora llega a Madrid dentro de la programación de la XXiX Edición del Festival de Jazz de Madrid, de la mano del Cimbalo producciones. Madrid como ciudad natal de Jorge es uno de los lugares donde, en palabras del propio Jorge y dicho en castizo "es un gustazo" presentar HUELLAS.

Participarán en esta presentación algunos de los colaboradores del disco como; Josemi Carmona a la guitarra, Enrique Rodríguez; Trompeta o Pablo Martin Caminero al contrabajo, Bandolero a las percusiones y la muy especial colaboración de Dave Samuels; grandes figuras del Jazz nacional e internacional, líderes todos de sus propias bandas, que disfrutan de acompañar a Jorge y compartir esta nueva música de Huellas, con un repertorio totalmente nuevo y actual, y una amplia variedad cromática que darán lugar a mucha música, tanto aquí en Madrid, como a lo largo del año en teatros y festivales de España, Europa y Latinoamérica.

Jorge Pardo logra con “Huellas” un doble CD en edición de lujo ya disponible en tiendas y en descarga directamente desde su propia web, además una retrospectiva sobria y contemporánea de 18 nuevas composiciones y más de 2 horas de música, en la que la variedad instrumental de un excelente y nutrido elenco de más de 50 colaboradores, provenientes tanto del Jazz como del Flamenco que van desde Gil Goldstein, hasta Josemi Carmona, pasando por Otello Molineaux, Niño Josele, Carles Benavent, Tomatito o Dave Samuels, hacen de esta una completa y global obra musical. Flamenco y Jazz, pero también intuición, experimentación, búsqueda y relaciones humanas que traen al mundo esta música que trasciende géneros y fronteras. Huellas” sabe a Jazz y vientos flamencos, está llena de frescura y vitalidad, y de alguna manera; aúna vanguardia compositora junto a la destilada y concentrada esencia del Flamenco.

Una visión de este arte visto desde fuera para dentro y desde dentro para fuera. Un sentimiento flamenco entre el sonido de una banda de jazz. Una visión de la improvisación con nuevas referencias. Encuentro y dispersión al mismo compas. Una interpretación para quienes sienten, respiran y conocen esos fundamentos, que no son otros que los del alma mas profunda donde no existe el tiempo ni el lugar... Formación Jorge Pardo – saxos y flautas Josemi Carmona – guitarra flamenca Dave Samuels – vibráfono y marimba Pablo Martín Caminero – Contrabajo Juan Carmona – percusiones Enrique Rodríguez – trompeta y fiscorno (Extraido del dosier del festival)

 

 
 
 
     
     

ALBERT SANZ, JAVIER COLINA, AL FOSTER
Teatro Fernán Gómez
Sábado 17 de Noviembre 

Con el paso de los años, el joven pianista Albert Sanz (Valencia, 1978) se ha convertido en uno de los referentes más sólidos del jazz en nuestro país. Ya a su edad ha realizado giras con músicos como Kurt Rosenwinkel, Chris Cheek, Al Forster o Joe Lovano; y es colaborador habitual de artistas como Jordi Rossy o Perico Sambeat. Una clara muestra de su genio precoz lo vemos en los diferentes discos que ha ido editando durante estos años, des del aclamado El fabulador, grabado como “Albert Sanz y los Once dedos” en el 2004 y considerado por la revista Cuadernos de Jazz como uno de los mejores diez discos del jazz español de la década pasada; pasando por Los Guys con Chris Cheek, Larry Grenadier y Jeff Ballard (grabado en directo en Nueva York); o Metamorfosis, con Masa Kamaguchi al piano y RJ Miller a la batería. Después de su decisiva participación en uno de los grandes éxitos del jazz español reciente (En la imaginación con Sílvia Pérez Cruz & Javier Colina Trio), Albert Sanz da un paso al frente y presenta un nuevo y ambicioso trabajo discográfico.

Un proyecto que lo sitúa como uno de los grandes músicos de jazz españoles que, cada vez más, es reconocido también fuera de nuestras fronteras. O que serà (en honor al tema original de Chico Buarque) es el título de este nuevo disco liderado por Albert Sanz. Un CD que reúne música de compositores brasileños (como el mismo Chico Buarque o Antonio Carlos Jobim), estándares de jazz (un tema final dedicado a Duke Ellington), y gran sensibilidad interpretativa. El pianista se ha rodeado para la ocasión de dos figuras mundiales como son el norteamericano Al Foster (batería y antiguo componente de la banda de Miles Davis); y nuestro compañero Javier Colina (uno de los contrabajistas más reputados de la escena del jazz mundial, como demuestran sus colaboraciones con artistas como Bebo Valdés, Jerry González y Tete Montoliu).

Este trabajo, editado por Produccions ContraBaix y distribuido por Karonte, fue grabado los pasados 28 y 29 de noviembre de 2011 en los estudios Sear Sound de Nueva York por el famoso James Farber, conocido por sus trabajos con Bruce Springsteen o Al Jarreau; y también con la Perico Sambeat Flamenco Big Band. Albert Sanz Él no lo sabía cuando llegó para quedarse, así como de casualidad, a un mundo que busca la cordura en el arte. Albert Sanz eligió el 29 de marzo de 1978 para experimentar el alivio en un resuello que repetiría con los años cada vez que ocupara la butaca de un piano en una ruptura de aire como inconsciente empeño de volver a nacer.

Y arte es lo que respiraron los oídos del valenciano en un crecer que sólo puede entenderse pensando la música. Las teclas eran alguien más en esa casa ya de genio con un pianista, compositor y director de orquesta llamado Josep Sanz y una cantante, Mamen García, también pianista, con especial gracia para escribir canciones. Así, tocado por cada pulso de cuerda percutida empezaron a forjarse actitudes y aptitudes de forma libre.Su aire se colmó de acordes. Con sonidos de Brasil envolviendo voces como la de Ivan Lins, Elis Regina, Chico Buarque o Caetano Veloso o la gran autora Joni Mitchell en sus discos con Jaco Pastorius. Con una colección de álbumes desde Tete Montoliu a Weather Report y, sobre todo, el mítico grupo de Mamen García con Patxinguer Z y las bandas que dirigía su padre.

Así, Albert Sanz, de ánimo independiente, , no se dio cuenta de que jugar con el bajo, la guitarra y el piano significaría comenzar una relación de forma inocente con la música, que supondría un no querer- no poder- dejarla ir. Por eso el chico decidió subir los peldaños de su formación musical: Conservatorio Superior de Valencia, Taller de Músics de Barcelona y Berklee College of Music de Boston.Ya en 1999 el reconocimiento de Albert Sanz fue público, cuando le otorgaron el Premio Tete Montoliu al mejor pianista revelación. Y fue una capacidad moldeada en el resultado de un íntimo y reconocible fraseo la que llevó al veinteañero a encontrar un hueco en la garganta del jazz. Nueva York le permitió entenderse sobre un escenario con grandes como Kurt Rosenwinkel, Larry Grenadier, Jeff Ballard, Mark Turner o Chris Cheek. En España, Albert Sanz ha conseguido perfilar una diversa carrera profesional.

La vida de sus manos se bifurca en distintos trabajos de iniciativa personal, o se proyecta para acompañar a sólidas figuras de aquí- que también han llegado allá- como Javier Colina, Perico Sambeat, Jorge Rossy, Silvia Pérez Cruz y Antonio Serrano. El instante de Albert Sanz queda absorto en una singular intuición que tiene como resultado la sutil comunicación con todo lo que se origina a su alrededor. El ritmo que se infunde con él abre aquí un patente espacio de encuentro. Las teclas de Sanz aparecen como constante pulso que dilucide un lirismo infringido de persuasiva proporción. Un equilibrio mantenido sin inamovibles arraigos por su capacidad de anticiparse a las necesidades de la música para que emerja distinta cada vez con el acierto de alguna súbita ruptura.

Porque el groove que late en la punta de sus dedos es quien decide cuándo ser swing o cuándo reinventarse en el ahora. Así, la trayectoria de este pianista evidencia, a la altura de una todavía juventud, sincretismo desde sus diferentes perspectivas. Albert Sanz es un hombre de jazz capaz alcanzar otras vistas para que cristalicen en su forma. Líder o sideman. Intérprete o compositor. Mimetismo convertido en propia piel a través de arreglos que declaman identidad. Porque él no sabía cuando llegó para quedarse, así como de casualidad, a un mundo que busca la cordura en el arte que acabaría retratándose a sí mismo a tiento de piano. Marta Ramon FORMACIÓN Albert Sanz – Piano Javier Colina – Contrabajo Al Foster - Batería (Extraido del dosier del festival)

 

 
 
 
 

 

MILES SMILES. WALACE ROONEY, LARRY CORYELL, OMAR HAKIM, RICK MARGITZA Y RALPH AMSTRONG
Teatro Fernán Gómez
Viernes ,9 de Noviembre 

Unánimemente considerado como uno de los grandes del jazz, Miles Davis fue uno de los artistas más influyentes del siglo XX y un maestro para todos los que colaboraron con él. Miles Smiles es el título de un álbum del legendario músico, editado en 1967, y también del homenaje que ahora le tributan un grupo de prestigiosos músicos, compañeros o alumnos del genial trompetista de Illinois, que actuó en el año 1988 en el Festival Internacional de Jazz de Granada. Wallace Roney se ha ganado la admiración y el respeto del público y de la prensa especializada como uno de los mejores trompetistas de jazz. Músico destacado en las formaciones de Tony Williams, Ornette Coleman, Art Blakey, Elvin Jones, Herbie Hancock, McCoy Tyner, Sonny Rollins, Carole King, Joni Mitchell o Dizzy Gillespie, su relación más significativa fue con Miles Davis; una asociación que culminó cuando Miles eligió a Roney para compartir escenario en su histórica actuación en Montreux en 1991 Reputado guitarrista estadounidense de virtuosismo deslumbrante, Larry Coryell ha renovado el lenguaje de la guitarra al conseguir fundir géneros que no parecían compatibles.

Tiene una larga carrera como líder de sus propias formaciones –como el grupo de fusión The Eleventh House– y también como compañero de lujo de Gary Burton, Chick Corea, Charles Lloyd, Philip Catherine, John Scofield o John McLaughlin y Paco de Lucía, en la primera edición del exitoso trío. Retirado durante algunos años de los escenarios, en los que acogió en su casa a su amigo Miles Davis, también retirado, y con quien grabó numerosas cintas, Coryell regresó a la escena musical con renovada fuerza, continuando una brillante trayectoria. Omar Hakim es un destacado batería estadounidense con una amplia e impresionante carrera en el campo del jazz y del pop. Desde Miles Davis ( Tutu , Music From Siesta ) a Madonna, ha dejado su huella en cientos de grabaciones, incluyendo varias bajo su propio nombre, desde Rhythm Deep hasta su más reciente trabajo junto a Rachel Z:The Trio of OZ .

Ha formado parte del prestigioso grupo Weather Report, de Dire Straits, de la banda de Sting, y de otras de relevantes músicos como George Benson, Hank Jones, Lionel Richie, Bobby McFerrin, John Scofield, Bruce Springsteen o Michael Jackson. Con una amplia formación universitaria como compositor e instrumentista, tanto clásico como de jazz, Rick Margitza ha tocado y grabado con McCoy Tyner, Bobby Hutcherson, Tony Williams, Eddie Gómez, Chick Corea, Maria Schnieder, Martial Solal, Dave Douglas y Miles Davis durante los años 1988 y 1989. Hasta la fecha ha editado diez discos y participado en diversos e interesantes proyectos, incluyendo composiciones para orquestas sinfónicas. Ralphe Armstrong es un poderoso y dotado contrabajista con una larga carrera, en la que destacan su participación en la Mahavishnu Orchestra y sus colaboraciones con Eddie Harris, Jean-Luc Ponty, James Carter –con el que actuó en Jazz en la Costa en 2010–, el extraordinario cantante de soul Curtis Mayfield y D-12. En la actualidad Armstrong compagina su carrera con la enseñanza en el Conservatorio Oberlin. Formación Walace Rooney - trompeta Larry Coryell – guitarra Omar Hakim – batería Ralph Amstrong - contrabajo Rick Margitza - saxo (Extraido del dosier del festival)