INMUSICA

Inicio

Quiénes somos

Discos

Libros

Artículos

Vídeos

 



   
 

Aziza Brahim & Gulili Mankoo

Mabruk

Desde los campos de refugiados de un Sáhara que se siente libre pero crece asediado, nos llega este grito de libertad. El nuevo disco de Aziza con su banda Gulili Mankoo rinde homenaje no sólo a su valiente pueblo, sino a una de sus voces y plumas, que en este caso le viene de familia. El título, Mabruk, hace referencia a su abuela, Ljadra Mint Mabrok, la "Poeta del Fusil".

Aziza dice que desde pequeña, fue su fuente de inspiración. Una de las bravas mujeres que no tuvo inconveniente en coger un arma e ir al frente a luchar por los suyos. Lo hizo frente a un invasor que no ha dudado nunca en utilizar todos los medios posibles para invadir, explotar e intentar acallar a un pueblo que hoy día se le sigue resistiendo. Los combates ya no se libran en las trincheras, sino en las calles silenciadas. El papel de sus embajadores y embajadoras es fundamental. Mariem Hassan y Aziza Brahim utilizan el medio musical para recordarnos con su manera de sentir, que ni siquiera ha sido posible el prometido referéndum de autodeterminación, y que los malos tratos y las torturas son el pan de cada día. Pero Aziza también nos trasporta al sentir de su amada tierra, a su cultura y tradiciones a partir de unos arreglos que nos suenan occidentales.

En la banda cuenta con los coros y el esgarit de Badra Abdallahe, las guitarras acústicas y eléctricas de Marcos Cachaldora y Gonzalo Ordás, el bajo de Carlos Rabanal, las percusiones y batería de Richard Majo, las tablas indias de Segismundius Paradise y el djembeé de Omar Fayé. Tres temas de este "Mabruk" forman parte de la galardonada banda sonora de la película "Wylaya". Uno de ellos, "Lamentos", arreglado por el siempre estupendo Pablo Martín-Caminero. Poesía en las palabras de su abuela, pero también en las propias. Queremos unirnos a la reivindicación con la letra de "La tierra derrama lágrimas":

 
 

 

"Revolucionarios del Saguia, defensores del honor, símbolos de la libertad por la senda del compromiso, la tierra derrama lágrimas, sangre y dolor. En mi anhelo, clamo temorosa por el día del reencuentro, a coro cantamos al día del reencuentro.

No olvidéis al mártir ni lo que dejó de legado aquí está su sangre reciente sacrificada por los ideales. Gente del Sáhara, seguid manteniendo el compromiso en su totalidad vuestra conveniencia no es la integración."

 

 
 

AZIZA BRAHIM CANTA A LJADRA MINT MABROC

“Cantando a la libertad de expresión desde las ramas de mi árbol genealógico, quiero poner voz y música a la obra de mi abuela, la poeta saharaui, Ljadra Mint Mabroc (Tiris, 1934). Desciende de una familia de pastores nómadas y no realizó estudios universitarios. Desde muy joven, sin embargo, se dedicó a la poesía. Cuenta que empezó a componer al poco tiempo de aprender a hablar. Muy pocas veces sus versos han sido publicados en libros, pero atesora una gran producción de poemas.

Fue apodada por su pueblo como la Poeta del Fusil porque durante los primeros quince años de guerra combatió, compuso y recitó poemas para su gente tanto en primera línea como en la retaguardia. [...] Poemas de lucha ante la injusta invasión marroquí de nuestras tierras del Sáhara Occidental, de las que fuimos explusados hace treinta y seis años. Poemas donde Ljadra relata el sufrimiento, las calamidades cometidas contra todo un pueblo y traslada la dureza de la guerra, ya que ejerció de corresponsal con sus letras porque en ellas relata cómo fueron libradas algunas importantes batallas. Poemas orales que se recitaron en el frente y en los campamentos de refugiados desde el momento mismo de su levantamiento, para mantener bien altos los ánimos de la población en el adverso exilio que se prolonga hasta hoy.”

Aziza Brahim, 2011

 

Eme García

Libreto del CD “Mabruk”