INMUSICA

Inicio

Quiénes somos

Discos

Libros

Artículos

Vídeos

 



   
 

Eliseo Parra

Contradición

Tres acepciones para este nuevo trabajo. "Con tradición", obviamente. Una tradición viva y en movimiento... Porque el folclore, aunque muchos traten de vendernos otra cosa, siempre ha estado vivo, caminando. Ya fuera modificando melismas de una generación a otra (como nos decían los miembros de Vigüela), bien fuera adoptando idas y vueltas, no sólo de otros charcos, sino también de otros estilos coetáneos. "Contra la adición" a la estupidez, que nos dice Eliseo. En nuestros días, modas y gustos por lo insulso... El buen rollismo elevado a la falta de compromiso con nada ni con nadie. El disfrute vacío que tan pronto se olvida... Y la "contradicción" en sí misma, reflejada en la portada en esa foto de la serrana Sari, de Candeleda (Ávila).

Más de cuarenta años dedicados a la música (sí sí, más de cuarenta y tan fresco), todavía con tanto que decir. La experiencia se nota. No es fácil fusionar músicas, y mucho menos hacer sentir que esos cantos de nuestros abuelos y abuelas siguen alimentando nuestros espíritus. Y es que Eliseo dignifica lo que toca, que dijo Aleix Tobías en una ocasión. Entra dentro de esa categoría de artistas que puedes poner en cualquier contexto y para cualquier público, y eso no es tarea fácil... "Contradición" se ha hecho desde el cariño, como siempre, y desde el conocimiento, claro está. Los músicos, los de su banda ya sólida y estable. A ellos les dedica el reprise de la "Rumba al Cairo", feliz que está de contar con ellos. Eduardo Laguillo a los teclados, Xavi Lozano a todos los vientos (vaya, que también le da a la valla, en "Una palomita blanca"), Josete Ordoñez a la guitarra, Guillem Aguilar al bajo, y Pablo Martín y Aleix Tobías a las percusiones. Un colectivo formado sin prisa pero sin pausa. Sacando lo mejor de cada uno, dejando espacio a la expresión y crecimiento individual para conformar así el todo musical. Se nota. Los trece frutos de este nuevo episodio suenan tan vivos como nunca. Con esa manera tan "la Parra's Band" de sonar.

Entre nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro. Los ritmos tradicionales con arreglos jazz, latinos, notitas de blues (como en el final de "La Juliana") y aderezo variado. Las tres culturas presentes. Y una interpretación de cada uno de los instrumentos (por supuesto voz incluida) para quitarse el sombrero. Porque el campo no tiene puertas, hay temas como "La flor y la coliflor" que a mí modestamente me trasladan a quejíos flamencos... Porque la convivencia de unos y otros en unas mismas tierras algo tendrá que ver en todo esto, ¿no? Y porque también hay un saber empaparse de todo en Eliseo que se agradece. Un canto de bodas del sur de la provincia de Segovia para homenajear (como en cada disco) al maestro Marazuela, una seguidilla de Membrilla (Ciudad Real) y su acertada incursión en un género tan complejo como las folías. Tampoco podían faltar unas "Jotax Remix" para hacer bailar al respetable, que no hay quien se resista, ni una rumba del Trasmonte asturiano. No queremos olvidarnos del regreso al repertorio "adulto" de la canción "La Zorra", que sufrió como tantas otras el destierro al cancionero infantil cuando los mayores dejaron de cantarla. El de la Parra nos dice que ya está en fábrica un disco nuevo sobre tierras riojanas... Estamos esperando.