INMUSICA

Inicio

Quiénes somos

Discos

Libros

Artículos

Vídeos

 



   
 

René Marie

Black Lace Freudian Slip

Un contrabajo camina y nos introduce alegremente en el encaje freudiano que nos propone en este viaje la excepcional voz de René Marie. Trece nuevos temas de éste, su segundo trabajo editado en 2011 y decimoprimero en su pródiga carrera desde que en 1999 comenzase su camino público a la experta edad de cuarenta y dos años. Sólo tres de las composiciones no son propias, cuestión que nos sigue dibujando la extraordinaria creatividad de esta artista, tan polifacética (su voz se ha comparado a la de Sarah Vaughan, Ella Fitzgerald o Billie Holiday, a lo que ella responde en este disco con la canción “This is for Joe”*) como valiente: tras veintitrés años de matrimonio, dejó a su marido cuando éste le dijo que debía elegir entre la música o él; en 2008 fue invitada a cantar el himno nacional en Denver y sustituyó la letra por la de “Lift every voice and sing”, levantando las iras de la derecha y sufriendo incluso amenazas de muerte; ha compuesto varios temas cuya recaudación ha sido dedicada a una asociación de personas sin techo, y una banda sonora sobre el viaje interior hacia la autoestima de una mujer maltratada.

Múltiples premios respaldan su andadura, entre ellos el de mejor álbum de vocalista internacional de jazz de la Academia de Jazz de París (superando a Cassandra Wilson y Joni Mitchell), y aúna éxito de público y crítica. Notas de blues, soul, rock o samba aderezan un disco de base jazzísitica sobre la que la voz de René Marie dibuja sus canciones, sus críticas y paisajes, sus voces interiores tan frágiles como punzantes, tan aéreas como terrestres. La acompañan el trío compuesto por Kevin Bales al piano, Rodney Jordan al bajo y Quentin Baxter a la batería y percusión. A ellos se unen las colaboraciones de Bill Kopper a la guitarra acústica en “Wishes”, Lionel Young a la guitarra eléctrica y el violín en el tema “Deep in the mountains”, compuesto por el hijo de la cantante, Michael A. Croan, que también participa a las voces, y Dexter Payne, armónica en “Whishes”. El disco lo corona un vídeo con una actuación en el Jazz Standard de Nueva York que demuestra que el estudio no tiene trampa: el directo es todavía mejor.

*This is for Joe

“I can't compete. I can't be a good girl and sing standards all nice an sweet. Yes, I know what sing is, but for me that thing is incomplete. And I mean it – I won't compete. Please don't compare me to Ella or Sarah; magnolias won't stay in this hair. 'Cause that was then, this is now; I'm right here and they're somewhere up there. So, please don't compare. Singing the songs that I write is an uphill battle. Come on and give me a fight, set my cage to rattle. I could debate this all night, but I don't want to prattle on and on and on and on. Inside every song you inject somebody's quote. You know all of the standards and you sing them by rote. You play some famous solo, transcribe every note. But where's the stuff that YOU wrote?? I got to move to the beat of the bass and the drums when they get in that groove. Now, if you think I'm gonna stand in on spot so some man can approve... I don't think son! I got to move, gotta do my thing. I got to move, move when I sing...”